viernes, 12 de octubre de 2018

El vuelo de la Boa

no me puedo levantar. no me puedo mover. tal vez 'eso sea la depresión . me levanto con dificultad y me quedo detenida con la mirada fija hacia el oeste. luego roto la cabeza y me detengo hacia el este. las ideas se contradicen. y operan como una radio enloquecida. mi cabeza como una radio de dial loco. ideas que petrifican. son tonterias . tengo que lavar los platos. combatir las cucarachas minusculas de la cocina. arreglar la heladera que congela todo. hacer el bolso. salir a la ruta . mi hija en otro micro. tengo miedo. tendré miedo toda la noche. es grande . soñé que volaba. movía los brazos y batia las manos y me elevaba en el aire . pude recrear algo parecido al vuelo y se sentía bien. "vos sabés cómo hacerlo" me decía . y remontaba vuelo en arco por el aire. increible, pensaba. pero estoy andando por el aire. mirá si me viera Leonardo, pensaba.
Cuando desperté sentia mis treinta kilos demás un poco más pesados. Así no voy a poder volar nunca. Ni siquiera caminar con dignidad. Acumulo personas como capaz de grasa. Esas personas me encierran en un sitio protector adonde no llegará ninguna mano impertinente. Ya no. Estoy soñando mucho con cosas perturbadoras. Mi cuerpo es un campo de batalla. Cambio el vuelo por el letargo y espanto gente amiga como moscas. 

sábado, 4 de agosto de 2018

El ritmo en un teclado es el pulso vital que nos persuade: seguí narrando. Seguí con tu pulso. Hay tanto para contar. ¿Por qué será que decimos contar cuando narramos?. ¿Somos contadores de anécdotas? Cuando no hay nada para contar es una contabilidad muerta. O el nombre es inadecuado. No pasa nada pero se piensa mucho. O se siente mucho. El borde corporal es  un órgano lleno de parásitos que viven a emoción. Si tejo o bordo es para construir una textura que me defienda de semejante aluvión tan vital y mortífero.

jueves, 3 de mayo de 2018

Inefable

a estas alturas de la vida
no juzgo ni califico
solo sé de aquello que siento
y sé que por ella daría la vida.
Es de una textura tan suave
y centímetro a centímetro
lleva amor
como el amor de él.
Cómo no dar la vida entera
por quien gestamos tan enamorados y
creídos de la vida
que arrojamos la esperanza
por dios mira lo que digo, la esperanza
hacia un mundo desconocido
analfabeto
y lejano. El futuro. Pero acaso no se trata de eso
el gestar y dar un
un sitio donde encarnar
el mundo entero
aquello que amamos
al amar.
El océano enterrado o el mundo
encarnado. O la tierra entera
en el océano del mundo que se yo.
solo sé que doy mi vida por ella
como la daría por vos , todavía
ese amor silencio. Ese amor muro
ese amor mudo. Aquello que no responde
ni tiene escritura.

viernes, 13 de abril de 2018

Sonata de otoño

estas detenida en la gestaciòn del tiempo
feliz. Del cuerpo pequeño plegado en mil
células grullas que volarán a tu encuentro
en el pecho en noches amplias
de luna parietal
muy juntas
en la calma
del dormir canino
del dormir de raices en invierno

lunes, 2 de abril de 2018

Secuela





estoy esperando que se vaya
para poder dormir
es raro estar al acecho sin guerra
sin amenaza lo que se dirìa sin motivo
te despertas con una rabia fundamental
que drena por el raquis
he sido serpiente para huir
he sido mala para huir
he tenido que cubrirme  
lienzos y palabras
insultos y gritos
fuera de lugar
para encontrar un lugar
para poner el cuerpo
que es entre las cosas
aquello de lo que me quiero desprender
aquellos òrganos radiantes
que son una   venganza 
tendràs la culpa de tener esos órganos
lo padeceràs
en esa tierra llena de leyes
invertidas
donde crecer es un contratiempo

domingo, 1 de abril de 2018

niños y niñas bajo control de calidad genital


a vos que te horrorizás cada vez que escuchás
cosas como que en Independiente hay pedofilia
te pregunto si no habrás estado cerca
de la mirada ávida de un lobo
frente a un niño o niña en crecimiento.
Te pregunto si no te has preguntado
qué eso de bromear con la forma de los cuerpos
te pregunto si no habrás estado cerca
y si acaso  no fuiste cómplice a la manera
de mejor no saber o tal vez es mi imaginaciòn loca
quizas esa desmentida sea una protección de tu propio dolor
pero yo te recuerdo
que eso no demanda mucho tiempo ni sofisticación
puede ocurrir en un pasillo, en el cuarto al lado
en la casa del abuelito de cuento
en diez minutos en que una mano adulta
controla el estado genital.
Comienza así:  habrá un control casi semanal
de textura y sensibilidad. Y
de golpe el corazón empezará a latir
diferente . Y será algo esperado
de un lado y otro
el lobo y el cordero
siempre ha sido así
en una cultura fundada en el sacrificio
la familia es un escenario creado para diluir gravedades
 hay mucho de abrigo y mucha asfixia
donde puede haber un lobo
tal vez tu padre, tal vez tu tío
las mujeres somos menos de rodear
la crueldad
damos vida o la sacamos
de un tiròn
en general no nos regodeamos
en el control de calidad
de los cuerpos
para luego saciar ese apetito
de sangre virginal
No simplifiquemos el diseño 
buscando buenos o malos. Solo son estilos
diferentes.
No te hagas la desentendida
estamos ahí mirando el espectáculo
que preferimos no interpretar cuando tenemos la función en casa
de manera libre y gratuita

martes, 27 de marzo de 2018

los veo desde el décimo piso
son hormiguitas cariñosas
se cuidan entre ellos
y van en fila hasta el  mc donalds
para comer hamburguesas con el gusto 
de un manjar costoso
y toman helados de palito
juegan a la escondida entre las cajas
y se esconden de la policía
los días de lluvia desparecen de golpe
se esfuman como si se fueran a disolver
son de azúcar en verdad


lunes, 26 de marzo de 2018

Las sustancias y yo




he tomado cosas para dormir toda mi vida
tal vez para irme al plano en el que ilusa liviandad
compensara el peso de los minutos y minutos que se sienten
pasar como piedras por un ureter inflamado
¿Por qué será necesario para dormir,
llenar la panza de algo contundente como esos golpes
en la conciencia?
Preferia la indefencion absoluta a la alerta contracciòn
de los uréteres.
Durante el breve tiempo que intenté properar en los negocios
de la conciencia
gané experiencia en resistir
fuí madre y tuve que estar alerta otra vez por muchos minutos.
Dedique horas a caminar entre cables de alta tensión
y como los estorninos, aguanté de pie sin que me matara
la electricidad.
Respiré como en los partos para que los minutos pasaran
uno tras otro así las tardes y las noches
asi los días, hasta envejecer
Ahora no necesito más sustancia
que la propia
aquella que segrego cerrando los ojos
 iluminando el otro lado de las cosas

sábado, 24 de marzo de 2018

Jibarizaciòn del pensamiento

No se me ha dado el favor de la síntesis
solo el de seleccionar un poco las palabras
para decir algo que no puedo conservar
a oscuras y en silencio
en la humedad de mis vísceras.

Un bebé es también algo visceral
 que fue dado al mundo
como se pudo, perdiendo agua,
sangre, dolorosamente.
No exageremos: no siempre es con dolor
Ese bebé conserva algo de la mirada
de los padres que lo consideran
bello o bella o enteramente animal
que vuelve salvaje todo sentimiento.
No exageremos
no todos los cuerpos fueron bebé
 como no todo bebé fue
un deseo.
No me fue dado el beneficio
de la síntesis
pero si el de la búsqueda
y sé que  una experiencia
no es aplicable a la historia
de la hunanidad
lo otro, no es pensamiento
sino reduccion de cabezas
a la minima expresión
un viejo hàbito
de señores con pollera
no de los divertidos
claro
esos que son tristes
tienen testículos secos
y son perversos
Esos que dicen tener
línea directa con Dios y que
han colaborado con tirar
gente al río. Esa gente,
¿Habrà sido bebè? Siempre me lo pregunto.

domingo, 18 de marzo de 2018

insomnio

a la madrugada en el momento exacto
en que todo a la vez se suspende
un silencio feroz  penetra  la médula
y en ese silencio 
 me siento morir
porque escucho lo que no se debe escuchar
la soledad de los muertos
la soledad de los cuerpos
la soledad molecular de los nacidos
y el temor entonces es radical.
Cierro los ojos 
y veo hacia el otro lugar  
las manos amorosas que cocinaron pasta 
huelo el estofado con albahaca
la calidez de una mirada bondadosa
las hojas del cuaderno y el libro recién comprado
-estoy viva entre los vivos queridos, 
las plantas tienen sangre verde
y hacen carne de la luz
los gusanos, seda
la araña secreta tejido que al sobrarle durante el dìa 
reabsorbe
cierro los ojos a los gatos ahogados
y respiro junto al ovulo 
encarnado en enero.
Acá estoy entre las sàbanas 
frescas del que duerme solo
contando hasta que salga el sol